¡#QuédateEnCasa! Te compartimos todos los números






vol. 61 num.1 enero- marzo 2010

vol. 61 num.1 enero- marzo 2010

Índice 61-1

ciencia
Revista de la Academia Mexicana de Ciencias

enero- marzo 2010       volumen 61       número 1

comunicaciones libres


Ciencia, ingeniería y sociedad
Rafael Quintero-Torres y Rosa María Bermúdez-Cruz

El agua vista a través del cómic
Víctor H. Martínez Cedeño y Luis E. Marín Stillman

La ciencia europea de la Nueva España
Alfredo de Micheli Serra y Raúl Izaguirre Ávila

El cambio climático. ¿Qué nos espera?
Graciela Binimelis de Raga

La experiencia de las becarias del Conacyt en el extranjero
Isabel Izquierdo

Fiesta de frac en islas mexicanas: los álcidos de nuestros mares
Horacio de la Cueva Salcedo y José Alberto Zepeda Domínguez


Sonidos en el mar: el delfín y el camarón tronador
Carmen Bazúa Duran


No coma riesgos
Rafael Lamothe-Argumedo, María Antonieta Arizmendi-Espinoza y Luis García Prieto


La felicidad en la obra de Kant
Enrique Suárez-íñiguez


¿Es difícil divulgar matemáticas?
Carlos Prieto de Castro

editorial
Rosaura Ruiz Gutiérrez

desde el comité editorial 
Miguel Pérez de la Mora


noticias y comentarios


¿como ves? en ciencia



Portada

Image

enero-marzo 2010

 

Editorial

Rosaura Ruiz Gutiérrez
Presidenta de la Academia Mexicana de Ciencias

Los rezagos que hoy sufre nuestro país hacen patente la urgencia de extender nuestros esfuerzos más allá de la investigación científica, para defenderla de los embates que la amenazan. Algunos de los problemas que prevalecen en nuestro país son los siguientes: baja matrícula de alumnos de posgrado (197 mil 600 en 2009); escasa graduación de doctores (2 mil 400 al año); alta centralización de las instituciones de educación superior que ofrecen programas de posgrado de calidad, y del número de investigadores nacionales; pocos investigadores con relación a la Población Económicamente Activa (0.05 por ciento); mínima participación en la producción científica mundial (0.75 por ciento) y con un bajo impacto (2.88 por ciento); envejecimiento de la planta académica; reducido coeficiente de inventiva (0.05) y alta dependencia tecnológica (29.3); incumplimiento de la Ley de Ciencia y Tecnología que establece en su artículo 9 bis la obligatoriedad de los gobiernos federal y estatales de destinar al menos 1 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) a este rubro. más ...